lunes, diciembre 19, 2005

Prostituyendo mi mente.

Una prostituta común alquila su cuerpo a aquel que le dé más dinero, dejando a lado la posible satisfacción por parte de ella con tal de que el cliente tenga las sensaciones para que sea un cliente frecuente debido a su buena paga.

De la misma forma, yo siento que esto le esta pasando a mi mente. La alquilo por un rato para pensar y resolver problemas que en realidad a mi no me interesan; pero lo hago por la paga monetaria que se recibe. Una vez que no estoy en “horas laborables”, puedo utilizar mi mente para ocuparla en temas que si son de mi agrado.

Estoy diciendo lo anterior porque he caído a la prostitución de la mente, nada más por tener un poco más de dinero que me han ofrecido, voy a trabajar en un lugar que no es de mi total agrado. Pero ni modo... Dentro del mismo banco me han puesto ya de jefe y me aumentaron un poco el suelo con tal de irme a radicar a la ciudad de Querétaro. Y la verdad no es tanto por el sueldo, si no por la satisfacción de estar arriba de aquel que me puso a esa estúpida mujer como mi jefa… ahora yo estoy arriba de él y por lo menos para tener un poco la satisfacción de mandar y hacerle notar lo bajo que es intelectualmente. Total, ser jefe de ese banco no es nada mas que decir “que onda?.. cómo vamos?”, “ya está eso?”, “esto es urgente”, “Te falta mucho?”... la combinación de esas cuatro frases es lo que hace a un jefe en el banco español :-D

La verdad no creo aguantar mucho allá y además que estaré regresando a la gran Ciudad de México regularmente (por lo menos cada 15 días) así que seguiré siendo una vida cualquiera en Chilangotitlán ;-)

2 comentarios:

El Enigma dijo...

... nada mas tomas tus tiempos ya que puede resultar cansado o caro.

Saludos y feliz navidad

El Enigma
Nox atra cava circumvolat umbra

Cuervo del D.F. dijo...

Claro... en estos fines de semana pues por las fiestas decembrinas tengo que regresar, pero pues ya en prox. año ya no gastaré tanto en pasajes.

Feliz Navidá!