martes, enero 22, 2008

Desear cuando menos se puede tener.

Es muy frecuente que cuando nos enfermamos de algo y nos prohíben algún alimento, al momento que nos dicen de esa prohibición creo que hasta se nos antoja más. Como cuando tengo gripe y se me antojan muchísimo unos helados o unas paletas cuando normalmente casi ni las como muy seguido.

Ahora me ha pasado mucho pero con el instinto consumista que pensé lo tenía muy guardado. No sé porque y de la nada me salió el sentimiento de adquirir una consola de video juego. Creo que la última que tuve fue el “Family” ya hace muchos años atrás.




Ahora me dieron unas ganas tremendas e inexplicables de tener una de las actuales. Ya hasta estuve viendo las opciones entre lo que es el Wii, el Xbox y el PS3. Creo que me inclinaré por el PS3, sobre todo porque tiene la facilidad de meterle Linux, para lo que necesite con mis estudios y/o trabajo. Total.. no creo que tenga mucho tiempo en estar ahí noches enteras en los video juegos.


Eso es lo más extraño de esa necesidad de tener un video juego actual, que no soy muy de videojuegos pero como que me llamó ya mucho la atención de jugar el “Rock Band”.

Pero en está época ya no tengo dinero para costearme ese lujo, pues me esperaré a unos 3 o 4 meses a que ya esté trabajando y pueda comprar esto.

Ahora sí es la primera vez que si me pesa el no tener trabajo para aplacar ese instinto consumista.

2 comentarios:

Noesh dijo...

Es como una maldicion, cuando no puedes/tienes es cuando lo quieres :S

Yo quiero rockband!!! [ya tengo el 360]

Saludos!

cors dijo...

Naaaa naaa naaaaaa....!!!

el PS3 es sólo para jugar, de acuerdo? nada de trabajo, ni escuela, ni nadaaa

yo quería un wii, pero fui embaucada y no sé por qué tengo un 360

pero así pasa... no?