domingo, febrero 24, 2008

La felicidad de los demás.

Ya regresé al pueblo donde hace un pinche calorón seco, en Veracruz o Cuernavaca hace mas calor, pero es calor húmedo, acá es un pinche calor seco que ya hasta me enfermé de la garganta. Todo un año sin enfermarme, en Europa hasta una noche me quedé a dormir en Holanda con -3°C y no me enfermé, pero acá si me tenía que enfermar. Lo peor es que a pesar del calorón, el pinche banco a fuerza quiere que vayamos de camisa de vestir, zapatos y pantalón de vestir y todo; creo que eso hace que sea mas insoportable el calor.

Pero mucha gente esta muy feliz de mi regreso.. chale.

-Mis amigos están felices por mi regreso.
-Mi jefa esta muy feliz con mi regreso.
-Los gerentes están felices por mi regreso.
-La señora de la lavandería esta feliz por mi regreso.
-Mi novia esta muy feliz con mi regreso.
-Mis padres están felices de que ya estoy trabajando.

Pero.. yo estoy feliz??

3 comentarios:

Noesh dijo...

He ahi el problema, mientras tu no estes feliz.. no vale la pena, o si?


Saludos ! :D

Marce dijo...

Al final de todo, lo que siempre importa más, es que tu te sientas bien... Espero que te mejores de la garganta.

ciao :)

Pleia dijo...

la señora de la lavandería?, ja,ja
Pues realmente piensa si el calor te afecta tanto para ser infeliz, entonces si estás en graves problemas, porque está cañon resolver eso..... mmm...
Podríamos diseñar un traje con ventilación constante por todo el interior, un relleno de agua fresca que fluya?
mmm... estoy debrallando chidoo