martes, julio 07, 2009

Ciudad Medieval y Estadio de futbol.


Nos levantamos muy temprano, éste día sabíamos que debíamos desplazarnos con rapidez por las múltiples actividades que teníamos planeadas. Arreglamos las maletas y fuimos a la estación de trenes de Atocha a dejar las maletas en paquetería. No sin antes de tomarnos fotos dentro de la estación que ya forma parte de la historia común de nuestra generación (los atentados terroristas del 11 de marzo).



Compramos los boletos para el tren de alta velocidad rumbo a Toledo. Al llegar tomamos el camión que nos llevó a algún lugar del centro. Yo iba a ver todo lo que había acerca de espadas, armaduras y armas antiguas. Cosas que me llaman mucho al atención. Comenzamos a curiosear en los negocios y comprar cada cosa que me gustaba y veía que no estuviera muy caro. Lógicamente compré el anillo del "Señor de los anillos", una daga templaria y una pistola antigua.



Nos dirigimos a la Catedral, que nos costó algo de trabajo encontrar la entrada por que las calles son estilo medieval además que la entrada no esta en alguna plaza como estaba acostumbrado, si no que está en una calle cerrada. Una vez dentro, pues ver todo lo que la iglesia tiene, muy grande, muy lujosa. Tiene un museo en donde se exponen algunas reliquias. Una que me llamó la atención fue la cruz que llevaba un Papa (no recuerdo cual era) que es de oro, con diamantes y rubíes. O sea, se ve el reflejo de la cantidad de dinero que posee la iglesia y muy probablemente del oro que sacaban de México en ese entonces.



Como teníamos que ver algo rápido,, no nos tardamos mucho ahí y salimos a las calles a seguir conociendo la ciudad. La verdad yo buscaba la espada Hattori Hanzo con miras a comprarla ya que acá en México no la encontraba en ningún lado. Había algunas imitaciones pero todas chafas. Buscaba en los locales preguntando e igual allá de plano me decían que no la tenían, hasta que por fin dí con un local que efectivamente la tenían!!.. y solo tenían dos. Así que pues la compre.. Muy amables las personas que nos atendieron y nos dejaron pasar a ver su sala de armas. Clandestinamente tomé esta foto mientras iba por mi espada.



Creo que esos fue uno de los momentos que mas felices del viaje.. al ver toda la cantidad de armas antiguas y no tener preocupación de nada más. A veces pienso que por esos momentos, me dieron chance de gozar porque a futuro se venían todos los problemas que ahora tengo.

Bueno, una vez comprada mi espada, ya nos dirigimos nuevamente la estación de trenes, muy a mi pesar porque por mí me hubiera quedado hasta una noche a dormir ahí. Nos regresamos a Madrid para tener tiempo de visitar el "Santiago Bernabeu".

Al principio me era indiferente visitar el estadio, solo era el capricho de uno de nuestros amigos, pero ya estando ahí ya supe lo que era ese tipo de recorridos, visitas desde las gradas, algunos palcos, la sala de trofeos, la cancha, se puede sentar en la banca, y finalmente pasar a los vestidores. Déjenme decirles que es todo un lujo ese estadio. Desde que según nos dijeron que cada asiento tiene su propio aire acondicionado supe que visitaba el mejor estadio del mundo (en cuando a funcionalidad y comodidad para los aficionados, de futbol yo no sé nada, más que la selección mexicana jamás ganará un mundial).



Por cierto, en el salón de los trofeos, aun recuerdan a Hugo Sánchez. Acá muchos le echan tierra, pero por lo menos allá si lo reconocen mucho, como de los mejores jugadores que ha albergado el Real Madrid y hasta está un "botín de oro" constatando que él dejó huella.



Al salir de ahí, comenzaba a lloviznar. Rápidamente nos dirigimos a la estación del metro para ir a la terminal del tren y hacer nuevamente un viaje de toda la noche rumbo a Barcelona.

Me faltó mucho que visitar de Madrid y sus alrededores.

1 comentario:

Pleia dijo...

Lo de las espadas !!!; WOW
Yo tengo un compañero de trabajo aqui en QRo que es super, super fan de todo lo medieval, conoce mucho !