miércoles, agosto 26, 2009

El Sacré Cœur y pornografía en Orsay

Ya casi a mis últimos días en el viejo continente, en los días que restaban quería ver lo que pudiera de París. Hay tanto que ver en esa ciudad que yo creo que una semana completa no alcanzaría para disfrutar plenamente.

Planeé ese día para ver dos de las cosas que tenía pendientes, el Sacré Cœur y el Museo d'Orsay. Decidí ir por la mañana a la basílica y en la tarde al museo.

La basílica, que traducida al español es la del "Sagrado corazón", tiene una arquitectura que me gustó mucho y que la verdad no sabía de su existencia antes de mis clases de francés, y eso porque en la portada del primer libro venía parte de la fachada de la basílica.



Estando un rato se admira el arte que tiene en el techo, vale mucho la pena. Traté de no demorarme mucho ahí ya que el museo me llamaba más la atención pero además, me tardé más tiempo en escoger regalitos a mis amigos(as). Como TIP les comento que si quieren souvenirs como playeras, llaveritos, gorras, boinas, tazas, etc que estamos acostumbrados a adquirir y a precios mucho más baratos que los que venden en la cercanía de la Torre Eiffel, el Louvre o la iglesia de Notre Dame. Precisamente está toda una cuadra llena de tienditas que venden todo esto en la calle que está entre la estación del metro y la basílica del Sacré Cœur.

Después ya me dirigí al museo d'Orsay. Es éste museo está el arte no tan antiguo como en el Louvre, pero sí hay muchas piezas muy bellas y arte impresionista como algunos cuadros de Van Gogh y Monet.

La arquitectura del museo es muy bella ya que antes de ser museo era una estación de ferrocarriles.



Y por supuesto, al ser arte más reciente, las obras están ya muy interesantes… les dejo estos cuadros muy bien pintados y sobre todo del arte que se puede apreciar en ellos. Así que si los cachan viendo pornografía en la computadora bien pueden decir que es el arte del museo d'Orsay en París.





Lógicamente el tiempo no me alcanzó y nos sacaron del museo. Como no había comido, me fui a comprar un panini y una refresco que ya había localizado un lugar en donde estaba más barato que en todos los que había visto. Muy cerca de la universidad de la Sorbona y al comenzar la calle que le dicen coloquialmente "la calle de los bichos", que porque la comida allí puede darte bichos en el estómago.

Si yo he comido los tacos del metro Hidalgo o de algún otro paradero y no me ha pasado mucho, pues creo que mi estómago ya está muy curtido para poder comer ese tipo de comida que en definitiva se ve más higiénica. El precio del panini (baguette con queso y jamón) y del refresco era de 2.5 euros (una ganga).

En la noche decidí caminar nuevamente por los campos Elíseos. Recorriéndolo por última vez deseando regresar en un futuro.

1 comentario:

Pleia dijo...

eeh!, ya pude entrar a los comments!!!!
solamente quería afirmar que por tu foto si se ve hermosisisisimo el museo, ji