jueves, enero 03, 2008

Un escape de la mente.

Me he dado cuenta de que cuando me quiero escapar de la realidad, sobre todo en cuestiones sentimentales, me da por ponerme a estudiar cosas difíciles, hacer sistemas y solucionar algunos problemas matemáticos que no lo haría tan fácilmente estando inmerso en relaciones personales.

Ahora que estoy asimilando que nuevamente estoy solo me pasa como hace años cuando también me sentía totalmente solo, mantener mi mente ocupada de las maneras mas difíciles imaginables. Me vuelvo en loco por el saber, por estudiar, por aprender, por resolver y eso hace que me escape da la realidad un poco, que se me olvide que por dentro mi corazón y mi hipotálamo está hecho trizas.

Quizá algunos que son adictos al trabajo en realidad tengan problemas similares o de reconocimiento social, por eso solo saben de trabajo y de nada mas, sus relaciones y todo lo dejan en segundo plano para no tener que enfrenárseles cara a cara; así como me pasa a mi en estos momentos.

No he tenido aun la oportunidad para emborracharme, así que tengo que seguir con estas actividades.


5 comentarios:

Marce dijo...

No te preocupes, así pasa... No sé si te sirva esto, espero que sí. Es una frase que la encontré hace poco en un cuaderno:

"Todos los dolores tienen como fin hacernos madurar y crecer en sensibilidad."

No te desanimes!!

saludos!

ciao

Mariana dijo...

Yo y las matematicas estamos en proceso de divorcio....


Emborrachate ya! je!

Greta dijo...

ay, no sabes cómo quisiera ocupar a mi corazón roto en esas cosas productivas, pero nom´s no se me da, me la paso queja y queja y llore y llore


¡Tienes que decirme cómo le hago! ¿por qué matería empiezo para distraerme?

¿matematicas? Fisica cuántica? teoría de cuerdas?

Cuervo del D.F. dijo...

Marce: Así es... el crecer es aveces doloroso pero necesario.. Gracias!

Mariana: Ya... ya mero me emborracho antes de volverme loco :-)

Greta: Ja.. pues eso es lo que no quiero, enfretarme a la realidad tal cual... y para hacer otra cosa tiene que ser algo que te requiera toda tu atención. Es muy difícil al principio , en mi caso son las matemáticas, llega un momento en que estoy tan concentrado en el problema que ya no pienso en lo demás. Para otros puede ser tocar un instrumento; algo que te agrade y requiera tu concentración.

Damian dijo...

Deberías intentar unos de la página de Gaussianos.

www.gaussianos.com