jueves, febrero 07, 2008

El consejero.

No sé porque a veces mis amigos o conocidos como que se sienten bien conmigo, desde la niñez me di cuenta de eso... a pesar que con el tiempo he cambiado a ser un patán y hasta cierto punto sarcástico y grosero con los demás, aún siguen acudiendo a mi por lo menos para escuchar lo que digo.

Ahora ellos saben que yo ando metido en muy grandes problemas, que se involucra enfermedad, hospitalizaciones, cirugía y con todo eso pues es de vida o muerte. No me involucra a mi directamente... pero si a una persona muy querida.

A pesar de mis broncas y que yo no me siento del todo bien, aun así acuden a mi para escuchar sus pinches problemitas de que la vieja los dejó y ahora se dedican a ver pornografía en Internet por las noches.

Claro que no les digo nada feo.. pero a veces me gustaría que por lo menos por un rato no acudan a mi.. hasta que yo me sienta bien para pensar en su caso y dar un consejo no tan de mala gana.

1 comentario:

blumun dijo...

Lamento tus problemas, pero te va a resultar dificil cambiar a tus amigos. Las personas somos, muchas veces, egoistas. Y creemos que lo que nos pasa es lo unico importante, y solo nos gusta hablar de nosotros. Es triste, pero cierto. Suerte!!!