miércoles, abril 22, 2009

Viajando en Ámsterdam (parte 3)

Una vez dispuesto a irme a la vitrina donde estaban las dos, antes de llegar de plano supe que no iba a poder, y no solo digo que no pudiera tener sexo, solo que de plano no iba a disfrutarlo por el mal viaje que ya tenía. Ni siquiera podía mantenerme en pie sin tambalear!!.. Además en ese estado he aprendido en no confiar en ese tipo de mujeres y no contaba con tanto dinero como para aparte se me "perdiera" más por meterme ahí.

En ese momento me dio mucho coraje porque precisamente yo quería que las cosas sucedieran al revés, una vez que nos hayamos metido a las vitrinas y hacer lo que nunca he hecho y muy poco probable que me pudiera suceder después (estar con dos mujeres al mismo tiempo) ir después a fumar la hierba, pero solo hasta después y así poder viajar tranquilo ya descansando y ya ahora si todo el tiempo que quisieran, pero no!!..

Tanto fue mi enojo que de plano la droga hizo que ya me pusiera muy mal, de ahí nada mas recuerdos algunos flashazos, buscábamos algo de comer (lógicamente yo ni hambre tenía), ya tenían que agarrar mi brazo para dirigir mis pasos, otro recuerdo es que estábamos ya comiendo una pizza; no supe ni en dónde ni de que fue ni nada.

Después recuerdo llegar a la estación del tren de manera apresurada porque teníamos que alcanzar el último tren para llegar al hotel. Yo solo los seguía, me metieron al tren y ya avanzó. En teoría yo era el encargado de guiarlos en los trenes por todo el viaje, medio investigué y como era el único que sabía algo de francés e inglés pues ya me dieron ese roll de guía. Pero ahí no se habla esos dos idiomas, segur la dirección de los trenes no tiene nada de ciencia, nada mas vez el destino del tren, te aseguras que vaya a pasar por la estación en donde estaba el hotel y ya!.

Pues no.. esos cabrones no pudieron ni hacer eso, cuando avanzó el tren, como a las tres estaciones después me vino un momento de lucidez y me dí cuenta que avanzábamos en sentido contrario. Me fijé en el nombre de la estación y lo comprobé en un mapa que tenía y efectivamente me dí cuenta que estábamos dirigiéndonos en sentido contrario, inmediatamente los regañé, como era posible que yo estando drogado me haya dado cuenta y ellos que iban bien no!.. pues ya nos bajamos a la siguiente estación solo para saber que ya, el último tren ya había pasado y estábamos en una estación donde no había ni casas alrededor ni nada, parecía como una isla alejada de todo, no entendí para que era esa estación si no había nada cerca; la estación sola sin un sitio de taxis o algo que nos pudiera regresar. A media noche con -5°C teníamos que decidir qué hacer.

En se momento sentí como comencé a aterrizar de mi "viaje". Había un teléfono público, así que les propuse hablar al hotel para decirles que hablaran a un taxi y pasaran por nosotros indicándoles el nombre de la estación y no debería de haber pierde porque ya no había absolutamente nadie a los alrededores. Esos weyes, después de que la cagaron dijeron que no, porque si bien era lo mas factible, no quisieron gastar en el taxi. Eso nos iba a costar aproximadamente como 60 euros por la dejada al hotel y ellos no quisieron dar todo ese dinero, así que decidieron que nos quedáramos ahí en la estación toda la noche hasta que pasara el primer tren y nos pudiéramos ir.

Y así fue, afortunadamente, esa estación estaba tan alejada de todo que no había nada que hubiera así como un acceso o puertas de que lo cierren, ni mucho menos un policía que pasara a checar, eso era algo a favor porque nadie nos iba a correr, decidimos quedarnos sobre el anden. Tienen una especie como de "pecera de acuario" que me imagino que se utiliza cuando está nevando, la gente pueda meterse ahí para esperar el tren, pero no está completamente cerrado, solo es para proteger del viento y la caída de nieve. Pus nos metimos ahí a sentarnos. Media hora después apagaron ya todas las luces de la estación y fue cuando ya me empezó a dar un poco de miedo.

Me senté con la esperanza de dormir, pero como era mucho el frío que ya sentíamos, mejor me levante para estar en movimiento y no dormirme y morir de hipotermia (nada probable pero ya en esa situación ni pensaba muy claramente). Transcurrieron las horas, pude ver que la luna salía lentamente en el horizonte y recordé que a pesar de eso, me sentía feliz por ver ese espectáculo tan común pero en otro lugar al otro lado del planeta, con esa experiencia de frío que hace muchísimo no lo sentía y con amigos. Me dió ánimos y ya se me bajó el coraje para resignarme y esperar el próximo tren.

A las 5:30 comenzó a llegar gente, miraban nuestra "pecera" toda llena de condensación de CO2 producto de nuestras respiraciones y por le frío que hacía. Finalmente llego el tan esperado tren y nos subimos, al fin sentimos algo de calor. Al llegar al hotel, nuevamente regresó los efectos de la droga que fumé y nuevamente comencé a viajar, pero ya con un leve dolor de cabeza. Ya me acosté y los demás hicieron lo mismo para dormir un poco.

2 comentarios:

Pleia dijo...

xiale !, entonces ni el dúo dinámico viviste?
Ya ves.... ji,ji

Cuervo del D.F. dijo...

Na... por eso me enojé.. no lo pude vivir por estar en el "viaje"..

Haber si hay alguna otra vez para desquitarme XD