viernes, mayo 08, 2009

Ciudad Utopía (Zürich)

He pasado noches enteras durmiendo en asientos de un camión o en el campo al intemperie (sin casa de campaña), pero creo que no había pasado una de mis peores noches que dentro de ese tren. No fue directamente por el tren, tenía asientos reclinables, no se escuchaba mucho el sonido del tren, había cobijas. Lo que me quitó varias veces i sueño es que en los asientos que teníamos a lado estaban unos hindúes que toooda la pinche noche se la pasaron plática y plática en su idioma, Imaginen las siguientes palabras pronunciadas rápidamente y con timbre de voz algo aguda y en volumen alto: “malablana mlanlapla malalef nipaeanama”. Y ahora a eso agreguen mucha tos. Así fue por casi toda la noche!!

Nosotros pues al no saber muy bien eso de reclamar por esos ruidos en los trenes pues ni modo, yo llevaba mis audífonos y mitigaba el ruido que hacían esos tipos. Pero creo que era tanto su escándalo que los señores del otro vagón (ni siquiera del mismo vagón que estábamos) se quejaron con los chacadores para que los callaran, recuerdo que fueron al menos dos veces (la última los callaron enérgicamente) y simplemente les valió madres. A lo que no aguantaba de plano era que apestaban a pies sudados.

Ya en la madrugada me levanté a caminar un poco y conocer el vagón comedor, para pedirme igual un cafecito y un pan.. jaja.. creo que nada mas eso me salió en 4 euros pero tenía que vivir esa experiencia de comer en el vagón comedor!!. Unos minutos después llegamos a Zürich. El primer paso era encontrar un lugar dónde dejar las mochilas y vimos que la estación del tren también es como si fuera un centro comercial, y en la parte de abajo está todo el guarda equipaje.. Todo totalmente automatizado, es casi nula la intervención humana, pones tu mochila en el locker, cierras la puerta, pones el dinero, das vuelta a la llave y ya!. Todo es computarizado con mapas en la “entrada” para saber, ve la ubicación de locker, su disponibilidad y saber si te haz pasado del tiempo para que vayas preparado con mas dinero. Lógicamente también hay máquinas que te dan cambio, metes el billete y ya te da el cambio en monedas.

En el mismo sitio había baños y regaderas. Inmediatamente aproveche para bañarme, mientras mi amigos mugrosos no quisieron porque costaba algo así como 4 euros y no querían gastar tanto. Les dije entonce que en 30min los veía arriba y ya me metía bañar. Me impresionó la limpieza que hay en esos baños, casi todo automatizado, las luces, el agua, el papel, casi esperaba ya que al terminar saliera una mano robótica a que me limpiara el trasero. La regadera excelente y las toallas eran blancas y limpísimas, parecían nuevas. Y lógicamente las chicas que atendían muy guapas iban a la respectiva regadera (a puerta cerrada) y preguntaban si se te ofrecía algo mas, mucha atención y amabilidad.

Al salir de la estación del tren me sentí exactamente como cuando Shrek va a visitar la ciudad de Duloc.



Conocimos la ciudad perfecta!!, arquitectura europea, ríos atravesando la ciudad con aguas cristalinas y peces de colores nadando, bebederos en las calles garantizando la pureza del agua de la ciudad, cero.. así.. cero! basura, parecía que hasta los árboles ni de desojaban para no hacer basura, Balnearios casi al aire libre que bien sabemos que en verano se a de llenar de gente y mujeres en topless, carros de a lo mas 2 años de antigüedad y la gran mayoría son los BMW, Audis y Mercedes benz. Los demás son de más lujo. Y además un gran lago con los Alpes nevados al fondo.



Compramos un tour y nos dieron la vuelta a los alrededores, conocimos la ciudad, el lago, la montaña que es donde formalmente comienzan los Alpes suizos, atravesamos el lago en Ferri y finalizamos en la estación de trenes. Nos explicaron que la educación es lo más importante, la piedra angular de los suizos, los chavitos en primaria les enseñan las lenguas que se hablan en suiza, que son el alemán, francés, ingles y su dialecto que es una mezcla entre alemán y francés. Es decir, los chavitos al salir de la secundaria ya saben hablar 4 idiomas!!!. Y viendo la forma de vida y la gente, ví que de plano el concepto de “pobreza” solo lo conocen como en teoría pero no se imaginan lo que realmente es, porque nunca ven niños en situación de calle o adultos mayores vendiendo chicles en los cruceros y los demás problemas que nosotros como mexicanos estamos tan acostumbrados a ver y a formar parte de nuestra vida cotidiana.



Comí una de esas salchichotas (sin albur) en un restaurantito de la estación de trenes, donde ví que entre Brujas y Zürich se andaban dando un “quien vive” de mujeres guapas en lo que llevábamos conocido de Europa. Anocheciendo recogimos nuestras mochilas y subimos al tren que nos llevaría a Venecia con una escala en Bologna.



Agradecí a la chica de Amsterdam habernos dado esta opción. No tenia pensado visitar Zürich pero creo que para mi, fue la mejor decisión. El estar toda mi vida viviendo en México uno puede desanimarse viendo los problemas que tiene el país con la pobreza y el crimen. Es fácil suponer, por lo que vemos a diario y en las noticias, que todo está mal que en general toda la humanidad está mal y que tarde o temprano nos va a llevar la chingada a todo mundo. Pero viendo esa ciudad y la gente que vive en ella me dió un poco de esperanza de que posiblemente la raza humana pueda algún día salir adelante y vivir así.

3 comentarios:

Pleia dijo...

Hasta me imaginé que el aire estaba muy fresco, bueno,la vd no se, pero con tu redacción me dio esa impresión.


Lamentablente ciudades así son la minoría....

Pleia dijo...

Por cierto... ahi luego platicas como viste el DF...
Este fin de semana tampoco iré para allá...

Cuervo del D.F. dijo...

Así es.. el aire estaba fresco.. muy rico para mi gusto. :-D

El DF estuvo ya normal, ya no hay tanto tapabocas pero si muchos poniendo gel antibacterial en el metro, por lo menos ya no me dió tanto asco los tubos de los vagones.

Eso sí.. vi que el día de las madres decayó los restaurantes. Si había gente pero no como se acostumbra ver en esas fechas.

Saludos!