martes, diciembre 07, 2010

Deterioro mental.

Desde el sábado tenía la sospecha de que había perdido mi Ipod. Hoy estoy a un 95% de confirmarlo; por este detalle ya dio pauta a “azotarme” por haber perdido algo que fue un regalo de cumpleaños. Y sé que si yo lo hubiera comprado, no me dolería tanto la pérdida material. Lo que me duele ahora y me dio el bajón es el hecho de haber perdido algo importante como eso.

Es difícil que pierda cosas porque en mi mente se va grabando a detalle las acciones que hago a lo largo del día. A corto plazo me es fácil recordar el lugar en donde dejo cualquier cosa, puede ser una pluma, un CD, o cualquier cosa. Recuerdo la escena y hasta a forma o lado en que dejé las cosas. Es por ello que de niño, sabía cuándo había entrado mi mamá a mi cuarto para esculcar cosas. No importara si se esforzara en poner las cosas en el mismo lugar, por su cambio de orientación me daba cuenta.

De la misma forma sé cuándo me roban cosas y no solo son simples pérdidas, por ejemplo, hace 4 meses me robaron dos plumas de mi lugar de trabajo. No se me olvidaron ni se me perdieron, si no que me las robaron. Recuerdo donde, a que hora la orientación en que estaba y al llegar a mi lugar noto casi inmediatamente la ausencia de la pluma.

Es por eso que no me duele tanto la pérdida material, aunque sí muy importante, de mi Ipod. Me duele más el saber que mi mente ya está sufriendo un deterioro gradual, ya no es la misma que antes. Recuerdo que cada detalle, desde que venía escuchándolo en la carretera rumbo a Querétaro, estacioné el carro y lo dejé en el lugar donde siempre está. Pensé en cambiarlo para que no lo vieran a través del vidrio y pudiera sufrir un cristalazo y ahí es donde ya no existen las conexiones a las neuronas responsables. No recuerdo qué fue lo que hice, si efectivamente me baje con el ipod en la bolsa o en mi brazo o lo dejé ahí. Ese instante que no pasó más de 15 minutos en lo que dejé mis cosas, me cambié y me dirigí al trabajo no lo recuerdo con la exactitud a la que estoy acostumbrado.

Después de ese momento ya solo puedo hacer conjeturas pero solo que han quedado en eso. Una posibilidad es que lo haya dejado ahí y que alguien abrió la camioneta sin dañar la puerta ni el vidrio ni nada y se lo haya llevado, sin ninguna otra cosa ni buscar nada más que llevar. Otra sería que al bajar varias cosa que traje o al hacer mi última mudanza se haya caído en algún lado o la peor de todas, que lo haya dejado en mi cuarto y alguno de mis roomies entró y se lo llevó. Antes podía estar seguro de cualquiera de esas posibilidades pero ahora no puedo ni culpar a nadie precisamente por esa laguna mental que tengo en el momento en que dudé en dejarlo dentro del carro.

Esto comienza a frustrarme porque veo que ya me hace falta ejercitar mi mente como antes, dar una repasada a mis apuntes y comenzar a formular y resolver problemas complejos para que se vuelva a reactivar. No he tenido tiempo de leer y estudiar todas las cosas que debo y me siento cada vez mas aletargado e idiota, tanto que hasta parece que ya estoy encajando en mi lugar de trabajo… ok, estoy exagerando.

El punto es que es evidente mi deterioro neuronal y con este simple hecho me hace reflexionar que ya no soy el mismo que antes, aquel que hasta hacía impresionarme a mi mismo y que mis amigos más cercanos tenían alguna admiración por la forma de pensar y de resolver cosas. Esto es más doloroso que saber que uno envejece en cada cumpleaños, saber que ya estoy perdiendo capacidad cognitiva y que poco a poco dejo de ser lo que había sido.




Debo ponerme a hacer mis cosas lo antes posible, antes de que me emocione en ver partidos de futbol y disfrute bailar música banda. (Eeewww)


4 comentarios:

Anónimo dijo...

lo siento we estas pendejo

Cuervo del D.F. dijo...

Jajaja hiriendo susceptibilidades.. creo que el causante fué el último párrafo. :-D

Pleia dijo...

Yo también me he dado cuenta de esa pérdida.... el deterioro.
Se me olvidan mucho las palabras... eso no me late...Y lo veo con mi madre, a ella le pasa, creo que me está empezando a pasar lo mismo, y me da miedo D:
Oye !!! y con eso de la bailada de banda no tiene nada que ver con la perdida de neuronas, AMIGO! los gustos se rompen en generos, y nadie tiene la razón absoluta, solo hay que respetar gustos y yap...

Anónimo dijo...

SOLO QUIERO OPINAR QUE LOS PRODUCTOS QUE SE VENDEN EN UNA TIENDA ISSSTE NO SON DE CALIDAD INFERIOR, SON PRODUCTOS DE PROVEEDORES COMO GAMESA, BIMBO, KIMBERLY CLARK, LALA, NESTLE, ETC. LOS PEDIDOS SE REALIZAN EN LA MISMA TIENDA CON LOS PROVEEDORES QUE VISITAN. QUE POR QUE DIGO ESTO? PORQUE YO TRABAJO EN UNA TIENDA ISSSTE Y TE INVITO A QUE VISITES LA DE ACAPULCO. SON PRODUCTOS DE BUENA MARCA Y A PRECIOS ACCESIBLES. NO CRITIQUES SI NO ESTAS SEGURO Y LO QUE NO SABES, OK.